domingo, diciembre 26, 2004

Pasión por Santa

En el blog Otomano me conseguí con la reseña a una página que publica una galería de niños aterrorizados tomándose fotos con Santa Claus. No es por nada, pero muchas veces los padres somos capaces de someter a los pequeñines a la tortura de posar con un barbudo gordo y probablemente con ganas de pellizcar al próximo niño que se le siente en las piernas queriendo tocarle la gastada y pestilente barba, con tal de guardar una foto del querubín con Santa por aquello de los recuerdos. Pero hablando de las fotos en cuestión, algunas están muy divertidas.