jueves, mayo 26, 2005

Rodrigo, Lucas y Choroní


Después de días de abandono, por aquí estoy nuevamente. No había vuelto a escribir, pues con la visita de mi cuñada y mi sobrino, estaba de aquí para allá y casi no paré un segundo frente a la computadora.

Rodrigo no dejó un segundo de jugar con su primo Lucas, al que buscaba toda las mañanas a penas abría el ojo.

El pasado fin de semana cuando llegó el esposo de mi cuñada nos fuimos todos a Choroní. Para Rodrigo fue su primera experiencia de arena y playa pues antes sólo había estado en piscinas. Le encantó el mar y la arena, lo que no le hace mucha gracia es el sol, por lo que el día que más disfrutó fue el sábado, pues llegamos a la playa en la tarde como a las 4:30 p.m. y el tiempo estaba nublado.

Yo tenía como 4 años sin ir a Choroní y lo encontré tan espectacular como siempre, con muchas más posadas, algunos sitios clásicos donde solíamos comer ya no existen, como el restaurant de la alemana que quedaba justo al cruzar el río en la vía hacia Playa Grande. En cambio comimos en un sitio llamado Casablanca, el sitio muy agradable, iluminado a la luz de las velas y aunque la velada no fue muy romántica pues Rodrigo y Lucas no se portaron muy bien, tenían sueño, estaban cansados de la playa y no podían jugar en el patio del restaurant pues llovía y todo estaba mojado, la comida estaba riquísima, sobretodo el lomo de pescado en salsa de mariscos que se comió Carlanga. Los precios como en Caracas.

Puerto Colombia y la zona del malecón me parecieron un poco sucias, pero los servicios de alquiler de sombrillas y sillas en la playa me parecieron mucho mejores y con más opciones. Esta vez sólo fuimos a Playa Grande porque andabamos con los dos pequeñínes y preferimos dejar los paseos en peñero para otra ocasión.

Volvimos el lunes de la playa, y en la noche tuvimos que llevar a Rodrigo a la emergencia pues no paraba de llorar a la hora de dormir, al llegar a la clínica devolvió la cena intacta, aparentemente se le cortó la digestión del brincoteo que cargaba con Lucas.

En los últimos días ha tenido un poco de fiebre, pues le está saliendo una de las muelas de arriba y desde que Lucas se fue a Maracaibo está con "mamitis aguditis" y como aburrido de no tener con quien jugar.

lunes, mayo 09, 2005

El día de la madre


Esta tarjeta me la hizo Rodrigo para el día de la madre.

La hizo en el taller de creatividad que hacen mi tía y mi mamá todos los viernes en la tarde. Siempre que vamos de visita Rodrigo quiere ponerse a trabajar en las actividades que hacen los niños.

La tarjeta tenía más papelitos que después que los pegó se dedicó a quitarlos.

Ayer Rodrigo pasó el día sitiéndose mal. Hace poco más de una semana le pusieron una vacuna que da reacción a la semana o dos. Y le tocó ayer pasar el día con fiebre.

Fuimos a almorzar a casa de mi mamá y entre que se sentía mal y celos de su primita María Antonia que tiene 7 meses estuvo toda la tarde con abuelitis.

Espero que todas las mamás de la blogósfera hayan pasado un lindo día.

"El corazón de una madre está siempre con sus hijos."

Proverbio

jueves, mayo 05, 2005

Libro, se busca

Desde hace tiempo quiero leer "La noche del oráculo" de Paul Auster y aún no he podido. Y como me niego a bajarla de internet y leerla en mi computadora estoy a la espera de que alguien se anime y decida "perderla".

domingo, mayo 01, 2005

El horror en Darfur a través de la mirada de los más pequeños

En Cynical-C Blog conseguí un enlace a una página de Human Right Watch. "Darfur Drawn, the conflict in Darfur through children's eyes", es una galería de dibujos hechos por niños en Darfur, que reflejan el horror de la guerra.

Los dibujos son un medio de expresión para los niños, a través de ellos pueden transmitir lo que sienten, alegría, seguridad, temores y como en este caso reflejar el horror que los rodea.

Son realmente estremecedores. Y al ver cosas como ésta es cuando uno se pregunta ¿hasta cuando el hombre insistirá en su propia destrucción y la de los suyos?